El cielo interior

2020

En respuesta al número creciente de casos de COVID-19 en España, el gobierno declaró el 14 de marzo de 2020 el estado de alarma, lo que conllevó la imposición de una estricta cuarentena nacional. La medida, que entró en vigor el mismo día a las 23:48 y estuvo vigente hasta el 3 de mayo, fue una de las acciones de emergencia tomadas para reducir el contagio. Esta cuarentena obligaba a todos los ciudadanos a mantenerse encerrados en sus residencias habituales, exceptuando ciertas situaciones, como adquirir alimentos y medicinas, acudir al puesto de trabajo o atender emergencias. Aunque la ansiedad es un mecanismo natural que tiene nuestro cerebro para lidiar con situaciones nuevas, el estrés provocado por el hecho de estar encerrados y el desconocimiento sobre la enfermedad causaron un notable impacto en la salud mental de la población general.

Las fotografías de esta serie se realizaron entre el 16 de marzo y el 3 de mayo como reacción al estrés derivado de la situación de alarma y el constante bombardeo informativo en torno a la pandemia. Un gesto cotidiano como es mirar al cielo se convirtió durante esos días en un pequeño acto de resistencia.

“Áridas, fluidas, rocosas,
inflamadas y volátiles
extensiones de cielo, migajas de cielo,
bocanadas y montones de cielo.
El cielo está omnipresente
hasta en la oscuridad bajo la piel.”

– Wisława Szymborska, “El cielo”