Viajes mínimos

En mis viajes nunca me he alejado demasiado. He viajado a Suiza, Francia, Austria, Alemania, Holanda y también por la Italia central y meridional. Y siempre durante las vacaciones de verano o los fines de semana. Cuando viajo hago dos tipos de fotografías: las habituales, esas que todo el mundo hace, que al fin y al cabo me interesan poco o nada; y las otras, las que sí me importan, las únicas que considero verdaderamente “mías”. En “mis” fotos los temas son los más cotidianos, proceden de nuestro campo visual habitual: son, en definitiva, imágenes que estamos acostumbrados a percibir de manera pasiva; aisladas del contexto habitual de la realidad circundante, replanteadas fotográficamente dentro de un discurso distinto, esas imágenes se revelan cargadas de un nuevo significado. Podemos entonces percibirlas de manera activa; es decir, podemos emprender una lectura crítica.
Por eso me interesa sobre todo el paisaje urbano, la periferia, porque es la realidad que tengo que experimentar a diario, la que mejor conozco y la que por tanto mejor puedo replantear como un “nuevo paisaje” para su análisis crítico, continuo y sistemático. Por eso me gusta tanto viajar a través del atlas, y me gustan aún más los viajes mínimos de domingo en un radio de tres kilómetros desde mi casa.

– Luigi Ghirri, “Paisajes de cartón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *