Centrarse en el concepto

Mi espacio de trabajo lo calificaría más de taller que de estudio fotográfico ya que necesito más espacio para trabajar, elaborar, manipular mis objetos que para fotografiarlos. Dispongo de lo mínimo para realizar mis fotografías: un trípode, la cámara y el fotómetro… trabajar con el menor equipo posible ayuda a centrarse en el concepto.

Chema Madoz

Imperfección

Recientemente, me he encontrado con una interesante reflexión de un tal Keith en el blog de Jim M. Goldstein que es, tristemente, bastante impopular en la era de la perfección digital y con la que estoy plenamente de acuerdo:

Al mirar viejas imágenes en blanco y negro, lo que llama la atención de ellas es la extraña mancha en el negativo, la reducida profundidad de campo, la mano o cabeza movidas provocadas por una lenta velocidad de obturación o la pequeña aberración de un objetivo barato. Son estas cosas las que dan carácter a una imagen. Lo que falta en la fotografía digital es el encanto que teníamos con la película. En lugar de buscar la perfección en nuestras fotografías, deberíamos aspirar a que éstas fueran únicas.

Limita las herramientas, céntrate en una sola cosa y consigue que funcione

[lang_es]

En mi trabajo aplico las ideas de Brian Eno: limita las herramientas, céntrate en una sola cosa y consigue que funcione. Por ejemplo, llevo un solo tipo de película y ningún foco, pero tengo que lograr que funcione. Las restricciones que te impones a ti mismo te obligan a ser creativo.

Anton Corbijn
[lang_es]
[lang_en]

I work using the Brian Eno school of thinking: limit your tools, focus on one thing and just make it work. For instance, by taking just one type of film with me and no lights, I have to make it work. You become very inventive with the restrictions you give yourself.

Anton Corbijn
[lang_en]

Críticas

Recientemente, me he topado con la siguiente reflexión de un tal Ken Tanaka en el blog The Online Photographer con la que estoy completamente de acuerdo:

Solicitar críticas de gente desconocida en internet es, bajo mi punto de vista, una pérdida de tiempo. Si eres un fotógrafo profesional tus clientes son tu público principal y los críticos a tener en cuenta (para bien o para mal). Si eres un fotógrafo aficionado TÚ eres tu público principal. Aprende a ser más crítico con tu propio trabajo averiguando lo que quieres decir y expresar con tu cámara.