Música y fotografía (V)

Si la anterior entrega de la serie “Música y fotografía”, dedicada a recopilar portadas de trabajos discográficos ilustradas con obras de fotógrafos de renombre, giraba en torno a autores que utilizaban el medio fotográfico como mero testimonio, en esta quinta y última entrada hablaré de autores que renuncian al valor documental del mismo a fin de convertirlo en una forma de expresión. Como en las entregas anteriores, si hacéis clic en algunas de las portadas podréis escuchar los discos correspondientes en Spotify, cosa que no sé si tiene mucho sentido ahora que los responsables del servicio han anunciado que limitarán drásticamente su versión gratuita a partir del primero de mayo.

Comenzamos hablando de un maestro del cuarto oscuro, Jerry Uelsmann, conocido por sus evocadores fotomontajes, creados a partir de múltiples negativos, que muestran sorprendentes yuxtaposiciones a la manera del pintor surrealista René Magritte. El grupo de rock progresivo Dream Theater eligió una de sus sugerentes composiciones para ilustrar la portada de su octavo disco, “Train Of Thought”:

Del surrealismo de Magritte bebe también la obra de Duane Michals, precursor a finales de los años sesenta de la llamada fotografía narrativa. La fotografía “Homage to Puvis de Chavannes” sirvió como portada para el disco de debut de una de las bandas pioneras del post punk, los Bauhaus:

¿Se puede congelar el tiempo en un instante preciso? Ésta fue la obsesión de Harold Edgerton durante toda su vida. Ingeniero eléctrico de formación, inventó en 1931 el flash estroboscópico, un dispositivo que permitía hacer fotografías de objetos en movimiento en fracciones de segundo y gracias al cual logró capturar fenómenos que hasta ese momento habían permanecido ocultos al ojo humano, desde una bala atravesando una manzana hasta un vaso lleno de leche haciéndose añicos, instantes que podemos ver reflejados en las portadas de los discos “BulletBoys” y “Wonder What’s Next” de los grupos de rock BulletBoys y Chevelle, respectivamente:

Otro autor que ha hecho del tiempo uno de sus principales objetos de estudio es el japonés Hiroshi Sugimoto, como demuestran series como “In Praise Of Shadows”, “Theaters” o “Seascapes”, trabajo este último en el que se fijó el músico Taylor Deupree, que eligió una de las fotografías que forman parte de esta serie, “Boden Sea, Uttwil”, para ilustrar la portada del disco “Specification.Fifteen”, un proyecto conjunto con el músico Richard Chartier:

Curiosamente, unos años más tarde, los U2 utilizarían exactamente la misma fotografía para ilustrar la portada de su disco “No Line On The Horizon”:

Hacia finales de los años setenta surgió una generación de autores que pusieron en tela de juicio la supuesta veracidad del medio fotográfico, incidiendo en la capacidad que tiene éste para mentir. Entre los principales exponentes de esta corriente encontramos a Jeff Wall, autor que muchas veces toma como punto de partida obras clásicas de la pintura para crear sus imágenes de apariencia documental, siendo un ejemplo de ello “The Destroyed Room”, composición inspirada en el cuadro “La Muerte De Sardanápalo” de Eugène Delacroix. Los Sonic Youth eligieron esta fotografía para ilustrar la portada del disco del mismo título:

En la categoría de falso documental podemos incluir también el trabajo “I Know Where the Summer Goes” del fotógrafo Ryan McGinley. Con la ayuda de dieciséis modelos y tres asistentes, McGinley realizó este proyecto inspirado en las revistas nudistas de los años sesenta. Una de las fotografías que forman parte de este trabajo sirvió como portada para el disco “með suð í eyrum við spilum endalaust” del grupo Sigur Rós:

Si hablamos de producciones elaboradas no podemos olvidarnos del fotógrafo Gregory Crewdson. Con la ayuda de equipos de hasta 35 personas, como si de una película de Hollywood se tratara, Crewdson construye sus inquietantes narraciones, a menudo comparadas con los trabajos de directores como David Lynch o Alfred Hitchcock. Una fotografía de la serie “Twilight” sirvió como portada para el disco “And Then Nothing Turned Itself Inside-Out” del grupo Yo La Tengo:

No menos inquietantes son las puestas en escena de la artista Sandy Skoglund. Su obra, a caballo entre la fotografía, la escultura y la instalación, analiza los miedos y obsesiones de una sociedad asentada en la comodidad y el consumo a ultranza. Los Inspiral Carpets utilizaron la fotografía titulada “Revenge Of The Goldfish” para ilustrar la portada del disco del mismo título:

A la lista de admiradores del trabajo de Skoglund podemos añadir el dúo de música electrónica Beneva vs. Clark Nova, que eligió dos de sus fotografías, “Babies At Paradise Pond” y “The Green House”, para ilustrar las portadas de los discos “Sombunall” y “Dramadadatic”, respectivamente:

Ambigua y misteriosa es también la obra del fotógrafo Roger Ballen. Las imágenes en blanco y negro de Ballen desafían constantemente las fronteras entre ficción y realidad, locura y cordura, atracción y repulsa. El grupo de rock Feeder utilizó varias fotografías de sus trabajos “Shadow Chamber” y “Boarding House” para ilustrar la portada de su octavo disco, “Generation Freakshow”, y las de sus dos singles, “Borders” y “Children Of The Sun”:

Seguimos con David Levinthal, fotógrafo que recurre al aparentemente inocente mundo del juguete para tratar con fina ironía temas tan dispares como la guerra, el sexo o la religión. Los ya desaparecidos Luna utilizaron varias fotografías de la serie “The Wild West”, trabajo que revisa en forma de parodia el mito cinematográfico del oeste americano, para ilustrar la portada de su cuarto disco, “Pup Tent”, y las de sus dos singles, “Bobby Peru” y “Beautiful View”:

Acabo esta entrada hablando de unos discípulos aventajados del señor Levinthal, Walter Martin y Paloma Muñoz, pareja artística que lleva desarrollando perturbadoras puestas en escena con miniaturas desde el año 2001. El grupo The New Pornographers eligió una de las fotografías de su serie “Islands” para ilustrar la portada de su quinto disco, “Together”:

Entradas relacionadas:

2 comentarios en “Música y fotografía (V)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *