Música y fotografía (II)

En esta nueva entrada de la serie “Música y fotografía”, dedicada a recopilar portadas de trabajos discográficos ilustradas con obras de fotógrafos de renombre, hablaré de tres autores caracterizados por un afán de transgredir las convenciones sociales, artísticas y culturales vigentes. Como en la entrada anterior, si hacéis clic en algunas de las portadas podréis escuchar los discos correspondientes en Spotify.

Desde el inicio de su carrera, el norteamericano Andres Serrano no ha dejado de incidir en los numerosos tabúes que aún perviven en nuestra sociedad. La elección de los temas que aborda y la ejecución de los mismos han contribuido a reforzar su imagen de autor controvertido. Quizá por esta razón, los Metallica decidieron utilizar dos sus fotografías, “Blood and Semen III” y “Piss and Blood”, para las portadas de los discos más polémicos de su carrera, “Load” y “Reload”, respectivamente:

La obra del también norteamericano Robert Mapplethorpe siempre ha estado marcada por la controversia. Sus explícitos desnudos en blanco y negro le valieron el reconocimiento como símbolo de la libertad artística y sexual en los años setenta y ochenta. No es de extrañar que un grupo como los Scissor Sisters hayan elegido algunas de sus fotografías para ilustrar las portadas de su último disco, “Night Work”, y de dos de sus singles, “Fire With Fire” y “Any Which Way”:

De la obra de Mappelthorpe caben destacarse también los sugestivos bodegones florales, en los que se evidencia claramente el cuidado del fotógrafo por las luces y las sombras. Los recién reformados Swans utilizaron la imagen de uno de sus lirios de agua para la portada de su sexto disco, “The Burning World”:

Si hablamos de figuras polémicas no podemos olvidarnos de un artista que no deja indiferente a nadie, Joel-Peter Witkin, cuya obra, a medio camino entre la fotografía y la pintura, se sitúa en el lí­mite entre lo bello y lo siniestro. El grupo de death metal Pungent Stench eligió, oportunamente, dos sus fotografías, “Poet: From a collection of relics and ornaments” y “The Kiss”, para ilustrar los discos “For God Your Soul… For Me Your Flesh” y “Been Caught Buttering”, respectivamente:

En unas coordenadas similares a las de Witkin se mueve el checo Jan Saudek, cuya obra, situada en la difusa frontera entre lo erótico y lo pornográfico, ha estado siempre amenazada por la censura. Varios artistas, entre los que se encuentran el guitarrista Daniel Lanois, el grupo de black metal Anorexia Nervosa, el grupo de rock alternativo Soul Asylum o el grupo de pop The Beautiful South, han utilizado sus fotografías para ilustrar algunos de sus trabajos discográficos:

Entradas relacionadas:

5 comentarios en “Música y fotografía (II)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *