Bleda y Rosa: Campos de batalla

No sé si será algo inherente al ser humano, pero siempre me ha llamado la atención lo mucho que nos cuesta hablar bien de algo o de alguien. Destruir, escudándonos en una supuesta incorrección política, suele ser, tristemente, muchísimo más fácil. Ésta es una reflexión que me hago de vez en cuando y que viene al caso para reivindicar la obra de la pareja artística formada por los fotógrafos María Bleda y José María Rosa.

Partiendo de planteamientos formales y conceptuales que remiten al trabajo de los alemanes Bernd y Hilla Becher, toda la obra de Bleda y Rosa gira en torno a los efectos del paso del tiempo en lugares deshabitados pero cargados de historia. En su primer trabajo fijaron su mirada en esos campos de fútbol en desuso situados en los extrarradios de las ciudades donde pueden observarse las huellas de infinitas pequeñas historias individuales. A esta propuesta inicial, en la que ya ofrecían algunos de los rasgos que definen el total de su obra, le sigue, unos años más tarde, “Campos de batalla”, un trabajo mucho más ambicioso.

Un cuadro de la Batalla de Almansa fue el punto de partida de este proyecto. Así nace un recorrido por 21 lugares de la geografía española en los que, tiempo atrás, se desarrollaron importantes batallas, desde la Caída de Numancia en el año 133 a. C. a la Batalla de Mendaza ya en el siglo XIX. Lugares míticos que han construido nuestra historia y que ahora son paisajes instalados en la normalidad, la propia que el paso del tiempo conlleva, lejos de lo épico y donde lo dramático está presente bajo forma de ausencia.

Tomando como referencia las pinturas conmemorativas de batallas de los siglos XVII y XVIII, la pareja de artistas opta por presentar estos escenarios ajenos a su propia historia en forma de dípticos que muestran fragmentos continuos de un mismo paisaje, acompañados por un título que alude a la contienda que tuvo lugar en cada uno de ellos. Se establece así un diálogo entre las imágenes presentes y lo allí acontecido que, al igual que el trabajo “For most of it I have no words” del fotógrafo Simon Norfolk, nos invita a reflexionar sobre el paso del tiempo y la huella que éste deja sobre el territorio.

3 comentarios en “Bleda y Rosa: Campos de batalla”

  1. Aunque en lo formal la pareja Becher se suele poner en el mismo saco que Bleda y Rosa, yo veo algunas diferencias y no me refiero al uso del color por la pareja española.

    En el caso de los Becher veo principalmente una prioridad por inventariar, crear taxonomías, por la clasificación, utilizando criterios de objetividad, algo que roza lo enfermizo pero que visto globalmente tiene atracción, al menos para mi.

    En el caso de Bleda y Rosa, sigue la objetividad, el punto de vista lo dice casi todo, pero lo que prevalece es la idea de que el tiempo lo borra todo, sus imágenes de escenarios históricos no muestran nada que nos haga pensar que allí sucedió algo que cambió el curso de la historia, es decir el tiempo es capaz de borrar todo y lo único que podemos hacer es poner un pie de foto para intentar evocar el pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *