2 comentarios en “Un discurso coherente”

  1. Esa es la idea, Oscar. Saber contar una historia: es el corazón, el alma de un reportaje. Por eso la edición es tan o más importante que sacar fotografías técnicamente buenas.
    Debemos reflexionar mucho en este sentido. Un abrazo y hasta pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *