Imperfección

Recientemente, me he encontrado con una interesante reflexión de un tal Keith en el blog de Jim M. Goldstein que es, tristemente, bastante impopular en la era de la perfección digital y con la que estoy plenamente de acuerdo:

Al mirar viejas imágenes en blanco y negro, lo que llama la atención de ellas es la extraña mancha en el negativo, la reducida profundidad de campo, la mano o cabeza movidas provocadas por una lenta velocidad de obturación o la pequeña aberración de un objetivo barato. Son estas cosas las que dan carácter a una imagen. Lo que falta en la fotografía digital es el encanto que teníamos con la película. En lugar de buscar la perfección en nuestras fotografías, deberíamos aspirar a que éstas fueran únicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *